¡¡ BIENVENIDOS !!

cropped-firmando-libro-1.jpg

“Escribir justifica una vida aunque el logro sea mediocre, pues lo esencial es no renunciar a un sueño temerario, que pone a prueba nuestro carácter y voluntad. Se escribe sin motivo, se escribe porque las palabras están ahí, se escribe para no morir con las manos vacías. Se escribe para recordar y para que otros recuerden. Se escribe para huir de la infelicidad. Se escribe para respirar y sentir que otros respiran. Se escribe para aprender a morir…..”

“La escritura, que nos obliga a transitar por espacios no menos desolados, intangibles pero llenos de aristas y espantosos periodos de soledad, expresa la misma anticipación. No hay itinerario más penoso que el impuesto por la escritura autobiográfica, donde el compromiso no consiste en contar lo vivido, sino en rastrear las catacumbas de la memoria, sin pasar de largo ante los recintos sellados por el olvido. Al situar al propio yo en el centro de su peripecia, la escritura se convierte en un esfuerzo particularmente doloroso. No es el mar ni la montaña ni el desierto, pero es igualmente lo incierto.”

(Rafael Narbona)

<