En una ocasión, el fundador de esta secta u organización mafio-religiosa, Escrivá de Balaguer, dijo: “Tenemos que envolver al mundo en papel de periódico”. Su máxima se está haciendo realidad, más que nunca, en este país de pandereta y zambomba.
A esta gran secta pertenecen políticos y periodistas. En el PP hay miembros influyentes que están utilizando todos los medios, incluso ilícitos, para conseguir sus objetivos.  El partido naranja de Ciudadanos, con Albert Rivera a la cabeza, se creó como el antídoto natural contra cualquier movimiento nuevo de izquierdas.  Los bandazos que han dado pactando con el PSOE, primero y con el PP, después son la prueba más clara y contundente. El fundador del Opus sabía perfectamente que si la “obra” controlaba los medios de comunicación, el resto era pan comido.  Y lo está consiguiendo.

Reproduzco íntegro un artículo que se publicó en noviembre de 2015 y que tiene, después de alcanzado un pacto indigno, una vigencia extraordinaria:

“FAES y el Opus Dei están detrás de Ciudadanos”

Debido a su especial importancia, continuamos con la entrevista iniciada el pasado miércoles con Carlos Delgado, concejal de Unión por Leganés (ULEG), presidente de la Confederación Nacional de Agrupaciones y Partidos Políticos Independientes (Tercera Vía) y autor del polémico libro Albert Rivera es un lagarto de V en el que desgrana la trastienda que rodea a Ciudadanos y a su líder…

Los fracasados proyectos políticos previos de Albert Rivera

El concejal de ULEG y presidente de Tercera Vía relata a Decisión Económica cómo fueron los inicios de la formación que hoy lidera Albert Rivera: “Ciudadanos es un partido que surgió en el año 2006 en Cataluña impulsado por una plataforma cívica y cultural liderada por un grupo de intelectuales catalanes opuestos al nacionalismo en el Principado. Desde el año 2007 hasta el año 2014 la formación naranja se presentó a diferentes elecciones autonómicas, municipales, europeas y generales, obteniendo apoyo sólo en Cataluña. Hubo sonoros ridículos que ahora se olvidan como la propia candidatura de Rivera a las Generales, al Congreso de los Diputados en 2008 o las elecciones al Parlamento Europeo de 2009 de la mano de Libertas y Durán. En el año 2014 Albert Rivera obtuvo dos eurodiputados gracias el apoyo de partidos independientes de toda la geografía española, partidos a los que posteriormente traicionó, como es el caso de Tercera Vía, que aportó avales, recursos, votos…, a la causa y que suscribió un documento con Ciudadanos en el Hotel Eurobuilding de Madrid y con todo el boato mediático”.

Ciudadanos hace el papel de “antídoto” contra Podemos

Carlos Delgado continua explicando cómo, “a partir de obtener esos dos eurodiputados, la formación de Albert Rivera fue vista como el antídoto de Podemos, al que tenían pánico los plutócratas, y pasó de tener una mediocre proyección en la política nacional a ser uno de los partidos con más intención de voto. Es, insisto, coincidiendo con la fecha en la que Podemos se sitúa en las encuestas por encima del PP y del PSOE”. El edil de Leganés describe, a continuación el “papel fundamental” protagonizado por el diario El País “quien, tras otorgar a Ciudadanos una intención del 3% de voto en diciembre de 2014, publica una portada concediéndole un 8% en enero de 2015, sin que ningún otro diario le concediera una cifra similar y sin que se desarrollara ningún acontecimiento político significativo. Lo llamo el ‘efecto turrón navideño’ o la búsqueda de influir en la opinión pública a través de la opinión publicada”.

El efecto Pigmalión de PRISA para favorecer a Albert Rivera y su partido

En opinión del presidente de Tercera Vía, este hecho “supuso la excusa perfecta, la percha informativa, para justificar la presencia constante de Ciudadanos en los grandes medios de comunicación y en las tertulias televisivas, lo que ayudó a la formación naranja a adquirir la relevancia de Podemos en los grandes medios de comunicación. Un efecto Pigmalión”. Delgado muestra su convencimiento “de que existió una clara intencionalidad de El País, perteneciente al grupo PRISA y al conglomerado económico que lo sustenta, por crear una fuerza política que contrarrestara la irrupción de Podemos y que estabilizara o dieran un nuevo brío a ese bipartidismo PP-PSOE con el que les va tan bien a las empresas del IBEX35 y sucedáneos”.

¿Quién está detrás del crecimiento de Ciudadanos?

Preguntado por Decisión Económica sobre si hay alguien detrás de Ciudadanos, Carlos Delgado recuerda “cómo un directivo del Banco Sabadell dijo públicamente lo de que hay que hacer un Podemos de derechas. Este tipo de operaciones donde se involucra la banca, las grandes corporaciones mediáticas o incluso los servicios secretos o potencias extranjeras no es nada extraño en la historia de nuestro país. La hegemonía del PSOE en la izquierda frente al todopoderoso PCE o la fracasada operación Roca con el PRD en los años ochenta no se explican sin estos aliados”.

¿Tiene ‘cuentas negras’ la formación de Albert Rivera?

Carlos Delgado describe en su libro recientemente publicado y titulado Albert Rivera es un lagarto de V la estructura de las ‘cuentas negras’ de la formación naranja. El concejal afirma que “pese a ser una formación más bien pequeña, dispone de tres fundaciones, más que ningún otro partido de ámbito nacional”. “Y todos sabemos cómo se usan las fundaciones en el ámbito político”, añade. Delgado explica que “Rivera al inscribir en Madrid a Ciutadans Tribuna Cívica, consiguió que escapara del control de la Sindicatura de Cuentas Catalana y del Tribunal de Cuentas del Estado”. “Tampoco han podido ser convenientemente fiscalizadas las otras dos fundaciones de Ciudadanos, Egara Civitas y la Asociación Cataluña Constitucional-Catalunya Constitucional”, explica, para añadir que “cuando se practica ingeniería jurídica para que no te investiguen, es que algo escondes”.

Las relaciones de Ciudadanos con FAES, Opus Dei y escuelas de negocio

Por otro lado, el edil madrileño asegura que “son muchos los afiliados de Ciudadanos que han sido expedientados y expulsados por denunciar de manera argumentada los tentáculos de FAES, del Opus Dei y de universidades y escuelas de negocio, así como de profesionales de la arquitectura, de la economía o del derecho vinculados a la Obra en la expansión y financiación territorial de Ciudadanos”. “A ello -añade- hay que sumar que gran parte de la financiación procede, en la práctica, del dinero de los tributos que se cobran localmente a los vecinos, es decir, a través del dinero de los grupos municipales de la formación naranja y de otros partidos políticos a los que Rivera ofrece incorporarse a su ‘Marea Naranja’, a cambio de que, una vez formalizada su integración, aún siendo formaciones políticas independientes, manden a Barcelona el 100% del dinero que reciban del ayuntamiento a través de los grupos políticos”. Carlos Delgado considera que “estamos ante corporaciones locales que, de manera indirecta, funcionan como colonias a expoliar por esa metrópoli con sede en la Ciudad Condal. Las agrupaciones locales son puras y duras franquicias en el peor sentido de la palabra”.

Ciudadanos obtendrá buenos resultados… pero terminará desapareciendo

No obstante, el concejal de ULEG y presidente de Tercera Vía considera que “como buenos oportunistas que son, Ciudadanos obtendrá óptimos resultados en estas próximas generales”. “Sin embargo, la verdad caerá por su propio peso, y al igual que los lagartos eran descubiertos en la serie V, se comprobará que Ciudadanos es un mero recambio del PP y del PSOE”, asegura. Delgado no es optimista respecto al futuro de la formación que lidera Albert Rivera y considera que “se verá abocada a la desaparición del mismo modo que UPyD o el CDS”. “La pena es el daño que harán a las personas y organizaciones que sí defienden una verdadera regeneración política y que dedican su cuerpo y alma en construir una España que esté a la vanguardia en el progreso político, social y económico. Puede que toda una generación vea frustradas esas ansias de un cambio real y necesario”, relata. Y es que para el autor de Albert Rivera es un lagarto de V, “Ciudadanos ha aprovechado el descontento de los españoles, provocado por el contexto de crisis económica y de corrupción de los grandes partidos, para presentarse como la alternativa política que va a traer la regeneración. Todo ello facilitado por el tirón gratuito que le han dado los grandes medios de comunicación. Pero como toda moda entrará en declive. Sus cimientos no son sólidos, porque nunca lo es lo que está basado en el engaño, la hipocresía o el cinismo. Son una bonita máscara, pero sin seso, como decía la fábula de Esopo”, concluye.

Decisión Económica

2 thoughts on “PP y Ciudadanos = OPUS

  1. No nos queda nada, amiga Maite. De todas formas, salga o no adelante, el PP tiene otro as en la manga y es el de las terceras elecciones. Aquí o se moja la izquierda o tenemos un estado de malestar continuo.