Mañana e invitado por mi amiga Ana Vega, participaré en una tertulia con motivo de las elecciones del próximo domingo. Será de nuevo en la emisora:  Digital Fm Canarias. La tertulia estará moderada por Jeremías Rodriguez Pérez, un enamorado de las ondas y de su trabajo. Expondré mi  punto de vista junto a otros tertulianos. Deseo que todo transcurra sin acaloramientos, sin discusiones vacías, sin fanatismos y (aunque caiga en un tópico) haya un diálogo enriquecedorurnas.

Quisiera dejar como aperitivo, mis apreciaciones y mi opinión personal, dirigidas a los distintos partidos que concurren a las elecciones:

PSOE, UNIDOS-PODEMOS, CIUDADANOS, PP y CC.

PSOE: Desde el año 1982 hasta el final de la segunda legislatura del Sr. Zapatero  aguantó lo que pudo. A partir de tomar las riendas el Sr. Rubalcaba ha ido de más a menos. Desbandada total. Entiendo que si perdió  unas elecciones contra un partido mediocre, tramposo, y a posteriori, corrupto  es porque no hubo  consistencia programática y, sobre todo, ilusión y decisión por un cambio. Tiene tan poca imaginación que el lema para estas nuevas elecciones es el mismo. ¡¡Ay, Psoe, quién eras y quién eres!!  No hay, y eso es muy importante, líderes en quien confiar aparte de que toda la cúpula del partido está muy acomodada, con la vida muy resuelta dando la impresión (cierta además) de que el argumento de luchar y servir a la gente quedó en teoría. Les falta caras nuevas y sangre caliente. El actual secretario, el Sr. Pedro Sánchez, es la cabeza de turco sin la suficiente fuerza para sacar un proyecto ilusionante. Me da lástima porque parece un buen tipo. Pero eso no es suficiente para liderar un partido que aspira a gobernar un país. Creo que se están equivocando en su estrategia y disparando a quién no deben. Allá ellos. Convence a sus partidarios pero dudo que al conjunto de las bases y lo siento por tantas amistades que tengo por ahí y por allá. Como los conozco sé que no compartirán conmigo lo que estoy diciendo pero también sé de su talante democrático y de su categoría como seres humanos para que entiendan mi punto de vista. No lo pretendo, de todas formas.

CC: Lo llamo el partido del Cola Cao. El de toda la vida. Enquistado, sin ilusión y sin propuestas nuevas se ha ido diluyendo hasta desaparecer del parlamento nacional. Eso dicen los expertos y las encuestas. La Sra. Ana Oramas vuelve de nuevo a ser la representante. Se repite más que el ajo y tengo la impresión de que no llevará más gofio amasado a la península, al menos en misión política. La misma carencia que en el PSOE: Caras nuevas y sangre caliente.

CIUDADANOS: Han elegido un color tan tibio como las naranjas. Ni carne ni pescado. Como los caracoles y aunque digan que son la regeneración democrática, en mi opinión, serían un remiendo democrático. Su secretario, el Sr. Rivera, un aprovechado. Lo encuentro, falso como un destornillador comprado en un chino. Y no digo más.

PP: O con ellos o contra ellos. No hay medias tintas. Si eres de ellos, saludan. Si no vas con ellos, hay que tener cuidado porque te amargan la vida. Rígidos y de cabeza cuadrada. Siguen casados con la concubina del anterior régimen, teniendo en sus filas a miembros del Opus Dei. Chiquita mafia. Y aquí me mojo porque a esta la conozco por dentro.  A la ciudadanía que no iba a “sus misas” la han machacado con el rodillo de su mayoría absoluta, su doble vara de medir, su moral, su prepotencia, su arrogancia y su soberbia. Su frialdad ante tanto sufrimiento, su indiferencia, y por encima de todo, su burla continua al pueblo con sus casos de corrupción y latrocinio ha sido lo peor. El ejemplo más claro: el Sr. Rajoy. La iglesia, una vez más, lo recomienda. ¡¡Que vivan los novios!!

UNIDOS-PODEMOS: Aunque sea una coalición y uno de los partidos (dirigentes incluidos) muy novato en estas lides y fruto de ello, su inexperiencia y su prepotencia (todo  hay que decirlo) se ofrecen como la savia nueva. Caras nuevas y sangre caliente, muy caliente. Vilipendiados, criticados, masacrados y dados por muertos antes de nacer han conseguido resistir y aguantar todos los golpes, incluso venidos de afuera,  precisamente porque les avala la juventud. El Sr. Alberto Garzón ha dado un plus de calidad a esta coalición mostrándose como un gran líder, un gran político y, sobre todo, una gran persona, fiel imagen  de otro político de gran talla y muy respetado, el Sr. Julio Anguita.
Al Sr. Iglesias,  la pasión y su soberbia le puede y por ello y con frecuencia, es blanco de la ira de sus enemigos. Además de lo arriba indicado. Le han llamado de todo menos bonito igual que a todo el equipo. Compite con el PP a ver quién más insultos se lleva. Y eso tiene su mérito.
Una cosa hay que reconocerles, digo: han revolucionado un país y lo han puesto patas arriba. Y de momento (espero) que todo concurra por cauces democráticos.  A pesar de los muchos fallos, errores y malos augurios me mojo por esta gente. Dicho queda de nuevo. Y a los que no están de acuerdo conmigo y me conocen saben que sigo siendo el mismo. En política, religión, moral o fútbol hay de todo. Y como dicen mis amigos los canariones: “cada cuá es cada cuá”.

Por José Miguel Izquierdo

Fuente imagen: Periódico el País