Una ocasión más, en vísperas de otra navidad y a una semana de otro año nuevo, en la que me estaba planteando si felicitar por estas fiestas a familiares, amigos y conocidos, sobre todo para no caer en la rutina de unas palabras.

Finalmente me he decidido.

Te felicito en esta navidad porque estoy seguro de que no te vas a olvidar de esa persona, tanto si está cerca o lejos, que está sufriendo por cualquier causa.

Te felicito porque estoy seguro de que vas a recordar a aquellas personas que queremos con todas nuestras fuerzas y que nos quieren aunque ya no estén físicamente a nuestro lado.

Te felicito porque estoy convencido de que para el año nuevo 2017 estará lleno de salud, felicidad, trabajo y éxitos porque tú y yo vamos a seguir luchando, con pequeños o grandes gestos,  para hacer de este mundo un lugar un poco más solidario y más humano.

Por eso y porque formas parte de mi vida, te regalo un abrazo y un beso enormes.