«

»

Jul 11

La osadía de ser emprendedor (1)

Hace unos meses, Antonio Banderas, actor de cine español y residente en Estados Unidos, acudió al espacio televisivo El Hormiguero que tuvo su minuto de oro cuando dijo que los jóvenes norteamericanos aspiraban  a ser dueños de sus propias vidas. “No quieren estar en una oficina con un jefe por arriba. Quieren tener una idea, agarrar unos cuantos amigos, desarrollarla y pelearse por ella. Y así surgen los Facebook y los Google, y los Mac y todas esas historias. Con ese espíritu”.  Y citó de memoria una encuesta a universitarios españoles en la que el 75% aseguraba que cuando finalizase sus estudios querría ser funcionario. Por oposición, Banderas aseguraba que en EEUU un porcentaje similar contestaría que aspiraba a ser emprendedor.  Ciertamente fueron unas palabras acertadas, dignas de todo elogio y con una dosis irrefutable de verdad. Unas palabras que hasta emocionaron al respetable y luego fueron un recurso para charlas y foros para emprendedores.  Hasta aquí todo perfecto.

Antonio Banderas (tampoco tenía que hacerlo) no aportó, sin embargo,  los siguientes datos:

– En Portugal, los autónomos no pagan cuotas ni IVA, aunque a cambio abonan al Estado el 24,5% de lo que ingresan anualmente.

– En Italia, los trabajadores autónomos solo pagan en función de las ganancias (un 20%).

– En Francia, las cuotas de los autónomos dependen de la profesión elegida y de los ingresos que obtengan, pero el primer año no tienen que pagar nada.

– En Holanda, los autónomos pagan una cuota de 50 euros anuales y un seguro que les cuesta 100 euros mensuales.

– En Reino Unido tienen establecida una cuota fija de entre 13 y 58 euros y no tiene declaraciones trimestrales de IVA, sino que paga al final del ejercicio fiscal en función de las ganancias conseguidas.

– En Estados Unidos tampoco hay cuotas para los autónomos, aunque están obligados a hacerse un seguro médico, y los impuestos se pagan en relación a lo que se produce.

– En Alemania se paga una cuota de 140 euros siempre que se superen los 1.700 euros de ingresos netos mensuales y hay obligación de suscribir un seguro médico.

Y ¿qué ocurre en España cuando quieres ser autónomo, sobre todo si tienes más de 50 años?

No te pierdas el próximo capítulo basado en hechos reales.